Argentina, su relación con las nuevas tecnologías, la información y el conocimiento



Descargar 70,74 Kb.
Fecha de conversión08.11.2018
Tamaño70,74 Kb.


Argentina, su relación con las nuevas tecnologías, la información y el conocimiento
Lic. Mario Oscar T. González
Universidad Nacional del Comahue

PALABRAS CLAVES: Uso y manejo de herramientas multimediales- Internet –democratización del conocimiento- Educación a distancia




Introducción:

Diversas miradas teóricas sobre el impacto que las Tecnologías de la Comunicación y de la Información (NTIC) , tienen en el conjunto de la sociedad condicionamientos sobre el modo en que se piensa la incorporación de las tecnologías teleinformáticas dentro de los procesos educativos ya sea utilizándolas como insumos, son consideradas como un contenido necesario para todos los niveles educativos formales o informales.

El discurso institucional educativo argentino puede ser visto como un complejo en el cual participan los organismos internacionales que orientan y financian las innovaciones educativas1, las declaraciones institucionales de las instancias administrativas del gobierno y las declaraciones oficiales de los funcionarios que diseñan las políticas educativas. Dentro de este entramado de textos han dejado sus marcas tanto las concepciones basadas en el peso de la información como producto como aquellas que sostienen la centralidad del conocimiento como proceso generador y sostenedor del sistema productivo

Además vale la pena recordar que los conceptos de conocimiento e información remiten al campo semántico de la epistemología que se encuentra dentro de los fundamentos de los presupuestos pedagógicos sobre los que se basan las políticas educativas.

Por estas razones el modo en que el discurso institucional educativo procesa las diferencias y semejanzas entre ambos conceptos tiene una serie de características que definen sus particularidades. La más importante de ellas es que, pese a que se enuncian diferencias entre ambas concepciones, en los razonamientos que se realizan la información y el conocimiento aparecen como términos intercambiables. La revisión de algunos textos significativos permite dar cuenta de la operatoria sobre la que se basa este proceso de homologación de significados.

En primera instancia puede observarse cómo en el discurso de los organismos internacionales se genera esta fusión. Así por ejemplo en el Informe sobre Desarrollo Humano 1999 editado por el PNUD2 en el capítulo “Las nuevas tecnologías y la carrera mundial por el conocimiento” se hace un análisis sobre el modo en que las nuevas tecnologías – Internet en el caso de las teleinformáticas influyen sobre el proceso de “mundialización” y generan las bases sobre las que se puede construir un tipo de desarrollo cualitativamente superior. Pese al énfasis que se pone en el valor del conocimiento como generador de desarrollo, en el momento de evaluar los avances obtenidos y los límites que plantean las nuevas tecnologías, lo que se problematiza son las posibilidades de acceso a la información que la nueva tecnología puede brindar. Se indaga sobre quiénes son los usuarios, qué dificultades de acceso pueden tener y a qué tipo de información pueden acceder. Por esto en este informe se privilegia el concepto de conectividad (que resulta mensurable) por sobre las transformaciones culturales y cognoscitivas3 que son necesarias para la construcción de un saber que permita integrarse activamente al proceso de creación y difusión de conocimiento.

En conexión más directa con el diseño de políticas educativas puede citarse el documento producido por la CEPAL y la UNESCO en 1992 que pretende definir los “ lineamientos para la acción en el ámbito de las políticas institucionales que pueden favorecer las relaciones sistémicas entre educación, conocimiento y desarrollo teniendo en cuenta las condiciones existentes en el decenio de 1990.” Este busca generar políticas educativas y de capacitación que incorporen el progreso científico tecnológico de tal modo que los países latinoamericanos puedan transformar sus estructuras productivas en un marco de equidad con el objetivo de que las economías de la región se vuelvan competitivas y se incorporen efectivamente a la “revolución científico tecnológica” que se está produciendo cuando se especifica el modo en que los países latinoamericanos se deben relacionar con las nuevas tecnología se plantea que:

La generalización de accesos de modernidad y eficiencia influye positivamente sobre la aceptación social de las tecnologías. Los efectos del cambio tecnológico en marcha se propagan en la medida que tal generalización se produzca”

Es decir que la aceptación y difusión de las TIC’s, en el ámbito de las sociedades latinoamericanas se constituyen en las promotoras de un nuevo tipo de conocimiento.
O sea que el aumento cuantitativo de los accesos a las nuevas tecnologías se convierte en el motor de un cambio cualitativo en los sistemas de producción de conocimiento.

Por otra parte el desarrollo de la educación a distancia, no se dio en toda América Latina, sino en la parte sur de América del sur. Cuando comenzó a desarrollarse la educación a distancia en la Educación Superior hubo un hito muy importante en la década del ’70 que fue la creación de las universidades abiertas. El modelo paradigmático fue la creación de la Open University del Reino Unido, que empezó a funcionar en 1970. Empiezan a surgir, a partir de este momento a su imagen y semejanza, instituciones similares en diferentes lugares del mundo. Así tenemos la FerUniversitat de Hagen en Alemania, la UNED de España, la Open University de la India, la Thamatirat Open University de Bangkok y en América surgen la UNA de Venezuela, la UNED de Costa Rica y un sistema abierto en la UNAM de México pero el modelo no trascendió más al sur. Hubo como una barrera que terminó allí en Venezuela. El resto de América del Sur no ha tenido universidades abiertas, no la ha tenido Brasil, Argentina, Chile, etc. Lo que sucedió fue que en esa época todos los gobiernos estaban regidos por dictaduras militares, ellos no alentaron el surgimiento de esta modalidad que tenia como objetivo la democratización del acceso a la Educación Superior. De modo que la parte sur de América del Sur salteó un modelo. En los '80 cuando se reestablece la democracia ya los modelos de universidades abiertas no tenían tanto énfasis y la crisis económica que empezaba a sentirse hacía que no se pudiera crear una infraestructura tan costosa. Entonces como el fuerte prejuicio a la educación a distancia ya había pasado, las universidades convencionales empezaron a pensar en incorporar la modalidad a distancia. Así surge con fuerza el modelo, que es hegemónico en nuestros países, que es el modelo bimodal, una universidad presencial que ofrece modalidad a distancia. En los últimos años ha comenzado una carrera hacia lo virtual. Todas las universidades de nuestros países están pensando en algún programa a distancia y todas están en distintos niveles de desarrollo de virtualización. Algunas simplemente ofreciendo páginas web, para que los profesores ofrezcan informaciones y servicios en sus páginas, otras ofreciendo algún curso de extensión en entorno virtual, otras asociándose para utilizar una plataforma, otras desarrollando universidad virtual paralela a la convencional, como la Universidad de Quilmes por ejemplo. Y la última instancia es desarrollar la universidad virtual autónoma que se proyecta en Brasil con un consorcio de universidades, como el modelo de la Universidad Oberta de Cataluña.

Almudena Bailón, directora-adjunta de Plan Alfa, organización para la introducción, de una manera racional, de las nuevas tecnologías en el mundo educativo y uno de los promotores de la Red Educativa Española Educnet ( http://www.educnet.com ), un nuevo servicio de información y formación en Internet para la comunidad educativa. En una reciente nota publicada en la revista Cibersociedad. Net, dice: “ La situación en América Latina es muy diferente. En el aspecto teórico estamos de acuerdo, pero las soluciones prácticas son muy diferentes. En España hay medios, hay tecnología y hay infraestructura. En América Latina hay mucha ilusión”. Más adelante, señala “ Internet, como decía antes, debe de ser una oportunidad que no pueden desaprovechar los países en desarrollo. Es cierto que aún un solo ordenador es caro para un colegio en estos países, pero uno les permitirá tener parecidas oportunidades que otros centros de elite. Será una ventana al exterior, un rayo de luz, un rayo de esperanza por el que deben luchar”.

Si hacemos un recorrido por la historia del desarrollo de la Educación a Distancia en la Argentina, tal vez nos sorprenderíamos al comprobar que no es tan reciente como suele suponerse y que no se inicia ni se resume en la educación superior. ya que ha sido utilizada en los más diversos ámbitos y situaciones. Los primeros antecedentes que pudimos rastrear datan de 1918. Por entonces existían academias particulares que ofrecían cursos prácticos por correspondencia de estilo similar a los desarrollados en Estados Unidos y Suecia. En la década de los sesenta surge un conjunto de experiencias importantes en distintos ámbitos y que utilizan distintos medios. Sin duda es la radio en este momento el de mayor impulso. Así podernos citar como ejemplo de esta década el plan de alfabetización, que bajo el título “ Nunca es tarde “, que se desarrolló en programas de sistema abierto, y con apoyo de cartillas hasta el 3er ciclo.

En la misma época, la Universidad de Buenos Aires, a través de su Departamento de Lingüística, llevó a cabo un programa bilingüe en el Chaco Salteño, donde se le enseñaba a un grupo de pobladores Tobas, a través de la radio el castellano como segunda lengua. Surge también en ese momento INCUPO (Instituto de Cultura Popular), que realiza educación popular para la población más pobre del nordeste argentino, brindando alfabetización por radio en el medio rural y otros programas de educación popular.

Hacía fines de la década, la Secretaría de Estado de Comunicación y el. Servicio Oficial de radiodifusión crean el Plan Radiofónico Argentino, que incluía varios programas educativos: “ Pasaporte al futuro”, que era un plan de escuela secundaria a distancia. Los ciclos “El mundo y usted”, “La salud es lo primero” ( primer programa de educación sanitaria). Ambos estaban subvencionados por UNESCO.

También en esta década surge la Televisión Educativa que desarrolla algunos programas a distancia. El Consejo Nacional de Educación Técnica crea Telescuela Técnica, que brindaba cursos técnicos a través de la televisión y más tarde incluye a la radio.
Los recelos hacia la modalidad por parte de organismos oficiales comenzaron a ceder tímidamente hacia fines de la década de los sesenta. Desde el Ministerio de Educación, y la Dirección Nacional del Adulto comenzaron a desarrollar experiencias en varias provincias, como parte del Plan Multinacional de Educación de Adultos.

Los logros de estos intentos hicieron que el Ministerio incluyera en el Plan Nacional de Desarrollo y Seguridad para el período 1971/1975 distintos cursos a distancia. Así surge el plan de formación y actualización de los cuadros en las Fuerzas Armadas y el Plan Nacional de Educación Permanente que emprendió la UBA, con el Ministerio de Educación de la Nación.

Surge por esta época la Universidad Nacional de Luján, que tanta importancia tuvo en el desarrollo de la modalidad. Hay que tener en cuenta que se pensaba convertirla en Universidad Abierta.; y que formó un importante número de graduados con formación específica en Educación a Distancia.

En este contexto hay un gran desarrollo de la Educación a Distancia, que empieza a ser utilizada decididamente por los sistemas formales para resolver problemas puntuales. Así la ola de cambios curriculares que invade los distintos niveles y jurisdicciones educativas, necesita para consolidarse la capacitación masiva de los docentes. La modalidad a distancia se revela en este caso como la más aconsejable y comienzan a surgir programas de perfeccionamiento docentes a distancia, en una gran cantidad de organismos oficiales. Surgen el Programa para el Mejoramiento de la Enseñanza de la Ciencia en la escuela secundaria del CONICET, el Programa de Capacitación y Apoyo al Docente de la Secretaría de Educación de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, y los Sub-programas de Perfeccionamiento Docente del Programa EMER, que se desarrollaba en todas las provincias salvo en Buenos Aires.

En la década de los ochenta, se intensifican las experiencias en perfeccionamiento docente, surge nuevamente la inquietud en la Universidad. La Universidad de Mar del Plata esboza un provecto de Universidad Abierta. La Universidad de la Patagonia sigue el mismo camino. Se reabre la Universidad de Luján y retorna la importante tarea de formación de recursos humanos, la Universidad de Buenos Aires pone en marcha UBA XXI, y la Universidad Tecnológica Nacional inicia un programa de Educación a Distancia. En ese momento, el uso de la modalidad coexiste en alfabetización (Plan Nacional de Alfabetización); en enseñanza primaria (Programa para hijos de residentes argentinos en el exterior); en educación popular (INCUPO y otros programas en todo el país); en extensión agropecuaria (distintas experiencias del INTA); en capacitación laboral y sindical (bancos, empresas y sindicatos), en la actualización profesional (Programa dé Actualización de Odontólogos y Bioquímicos en la carrera docente en la UBA); PROCIENCIA -Programa -de Perfeccionamiento del Ministerio de Educación; PROEDIS programa de Orientación Educativa a Distancia con la Fundación Kapelusz. 4

Aproximadamente en el año 1995, llega a la Argentina la World Wide Web (WWW), una parte de la red de computadoras Internet que pronto se convirtió en su sinónimo. La WWW expandió las fronteras de los usos de Internet e incorporó nuevos usuarios. Desde 1986 (año en que empezó a funcionar en el país), los usos se habían limitado al correo electrónico, mientras que los primeros usuarios fueron docentes e investigadores universitarios y algunas áreas de la administración gubernamental. A este primer grupo comenzaron a sumarse individuos de todo tipo interesados de alguna forma en la tecnología naciente. Los usos dejaron de ser exclusivamente la comunicación a través del correo electrónico y se incorporó la difusión de todo tipo de materiales (artísticos, noticiosos, personales, comerciales, políticos, etc.), otras formas de comunicación en tiempo real y diferido (chat, newsgroups, etc), y muy pronto el comercio electrónico.

En la Argentina, la llegada de Internet tuvo lugar en 1986. En ese momento, la Cancillería, el Centro de Comunicaciones Científicas (CCC) de la Universidad de Buenos Aires y Retina (Red Teleinformática Argentina) comenzaron a usar el correo electrónico. En 1989, se estableció una conexión permanente a través de la Cancillería –la única en el país hasta 1994–, que pasó a administrar el dominio .ar.

En 1994, la empresa Telintar (el operador de larga distancia integrado por Telecom y Telefónica de Argentina) empezó a vender el servicio de acceso a Internet. Este fue el año de la explosión comercial y también Retina obtuvo una conexión propia, a través de Impsat (que por demoras de Telintar en proveer la salida fue autorizada a conectarse por sus propios medios). En la Argentina, como se vio, también se dio esta suerte de expansión por oleadas, con un primer grupo restringido de miembros de la universidad y del gobierno que usaban la red para comunicaciones de correo electrónico. Sin embargo, el salto siguiente fue más abrupto y prácticamente se pasó sin mediaciones a la “masificación” de Internet ( entendiendo por ésta su difusión comercial, que quitó las restricciones de pertenencia a instituciones específicas, dejando solo la económica. Es por este motivo, se está trabajando un proyecto de una nueva Internet ( Internet II), que propiciará recuperar el uso educativo de la red).

Esta relación entre la posibilidad de conexión con las nuevas tecnologías y la promesa de la concreción de cambios en los modos en que la sociedad y los individuos construyen el conocimiento se expresa también a través de manifestaciones discursivas de diversos funcionarios que orientaron la política educativa Argentina. Así la ex ministra Decibe en un artículo5 aparecido en Zona educativa, la revista oficial del Ministerio de Educación destaca la importancia que tiene la informática en la definición de los planes educativos6. En este texto luego de definir la existencia de la sociedad de la información enfatiza la necesidad de la capacitación docente para adaptarse a esta nueva circunstancia y concluye profetizando la llegada inminente de un escenario educativo en el que la presencia de las TIC's redefine las formas de construcción del conocimiento: “La tecnología de las computadoras está permitiendo pasar del lápiz y papel al teclado y la pantalla”7 Es así como el discurso técnico – político de la Ministro visualiza que las TIC’s están modificando (o modificarán) los modos de producción de conocimiento que se dan en la escuela. Una vez más la enunciación de una multiplicación de las posibilidades de conexión a las TIC’s genera una utopía de cambio en los procesos de producción de conocimiento.

Durante el gobierno de De la Rúa la apuesta por la conectividad se multiplica. El único eje sobre el cual se propone estructurar la inserción de las TIC’s en el ámbito de la educación es el proyecto Educ.ar8. En sus estatutos propone: “la fijación de la política de contenidos de dicho Portal Educativo, mediante la calificación y evaluación de contenidos propios y de terceros que sean incluidos en el mismo” y: “establecer una red de comunicación (intranet) a fin de otorgar conectividad a los establecimientos educativos, los docentes y los alumnos con el "Portal Educativo", asesorar al Ministerio de Educación en todo lo relacionado al equipamiento del conjunto de dichos establecimientos, incluyendo cuestiones tales como su infraestructura y la correspondiente programación asegurando su mantenimiento y permanente renovación tecnológica, a fin de permitir el mejor uso posible del "Portal Educativo" en la educación Argentina”9

En el momento de evaluar el desarrollo de Educ.ar Martín Varsavsky, el impulsor de la idea, plantea, como fracaso los problemas en la implementación del plan de conectividad: - se había planeado conectar 52.000 escuelas - y como éxito que es el sitio punto Ar es el más consultado.

La capacitación de los docentes (los principales usuarios) siempre fue considerada como una instancia posterior y no llegó a implementarse. Una vez más el acceso al nuevo conocimiento sólo puede evaluarse en función de las posibilidades técnicas de acceso a la información y no por el desarrollo de políticas que permitan el procesamiento y evaluación de los datos obtenidos a través de las TIC’s. La carencia de recursos con respecto a la Ciencia y a la Técnica, en nuestro país, cobró otro impulso una alternativa para financiar el área de Internet con dinero destinado originalmente a la investigación científica, que proponía la Secretaría para la Tecnología, la Ciencia y la Innovación Productiva, que por ese tiempo coordinaba el Licenciado Dante Caputo. El sector informático prometía ser una herramienta que incluso ayudaría " a moldear el modelo de país que se quisiera construir", en función del desarrollo ya, que la secuencia investigación-tecnología-producción se realiza con inversiones en los conocimientos y con tecnologías. La inversión inicial iba a recuperarse a través de un cobro de los registros de los Nic, o una tasa para registrar los sitios en Internet. Mediante esta operatoria que se financiaría un sistema de becas científicas de 100.000 pesos o dólares, y que además serviría tanto para re-equipar laboratorios, dar cursos en universidades o mostrar avances sobre las investigaciones. Con la presencia del presidente de la Nación, Dr. Fernando De la Rúa, se realizó el 10 de julio un evento organizado por Educ.ar, en el que el ex presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, ofreció una conferencia sobre el impacto de las nuevas tecnologías en la educación.

Unas 650 personas, entre autoridades nacionales y provinciales, representantes del sector educativo, empresarios y otras personalidades, acompañaron esta iniciativa cuya finalidad fue recaudar fondos para conectar a las escuelas públicas argentinas a Internet. Estuvieron presentes el ministro de Educación, Andrés Delich, sus antecesores Hugo Juri y Juan Llach, el jefe del gobierno porteño, Aníbal Ibarra, el ministro de Relaciones Exteriores, Adalberto Rodríguez Giavarini, y los miembros del directorio de educ.ar: Henoch Aguiar (secretario de Comunicaciones), Luis Moreno Ocampo, José Octavio Bordón (director general de Educación y Cultura bonaerense), la diputada Beatriz Nofal, el senador Pedro Del Piero y Claudia Gómez Costa, entre otros.

Gracias al aporte de numerosas empresas y particulares, se recaudaron alrededor de $ 250.000, que serán utilizados íntegramente en equipamiento y conectividad para las escuelas que más lo necesiten.

Al comenzar el encuentro realizado en el Hotel Hilton, el director ejecutivo de Educ.ar, Fernando De la Rúa (h), dio la bienvenida a los presentes e hizo una breve reflexión sobre la necesidad de que las nuevas tecnologías sean accesibles para todos los argentinos. "Debemos trabajar rápido y bien para lograrlo, para que no seamos siempre los mismos los que tenemos acceso a la mejor educación, y no sean siempre los mismos los que quedan marginados de ella", resaltó.

A su turno, Martín Varsavsky, director de Educ.ar y presidente de la Fundación Varsavsky, afirmó que "es verdad que hay chicos con hambre, pero también es verdad que si no le damos una mejor educación, en el futuro habrá más niños con hambre y sin trabajo".

Finalmente, subió al estrado Bill Clinton, quien señaló que el mundo vive hoy una "era de interdependencia" que necesita del esfuerzo mancomunado de todos los sectores para tornarla a favor de la gente. "Debemos proponer soluciones en las que todos se beneficien del cambio, no ya donde unos ganan y otros pierden", apuntó el ex mandatario.

Según el ex presidente, los países tienen la posibilidad de un cambio favorable, ya que el auge de la tecnología de la información ofrece la oportunidad única de resolver problemas que años atrás hubiesen sido imposibles de superar. "Por eso es posible acelerar el proceso de mejora en la educación", sostuvo Clinton, y enseguida aclaró que esta tarea no puede ser sólo responsabilidad de los gobiernos, sino que se debe contar con el apoyo del sector privado y de la sociedad civil. En este marco, elogió la labor de Educ.ar, en especial el plan de capacitación docente que lleva adelante, y destacó que iniciativas como las del portal se deben convertir en un ejemplo para otros países del mundo.



En el relanzamiento del portal de Internet Educ.ar, el Gobierno del Presidente Kirchner, convocó a una campaña para el reciclado de computadoras en desuso que se destinarán a equipar escuelas de todo el país. El ministro de Educación, Daniel Filmus, apeló a iniciar un aporte económico de empresas privadas, y a la capacidad de los alumnos de las escuelas técnicas para poner las máquinas a punto. "Vamos a empezar con los docentes. Con la reciente donación de 1.000 computadoras equipararemos los institutos de formación docente, porque nosotros seguimos hablando haciendo grandes anuncios y los maestros se siguen recibiendo sin capacitación en informática", dijo Filmus. El Gobierno quiere poner en marcha "un movimiento nacional para la alfabetización digital". Una promesa similar se escuchó cuando debutó Educ.ar en 2000 "Fue mínima la concreción de esa meta de conectar al 100% de las escuelas", señaló el ministro. Y anunció las próximas líneas de trabajo de Educ.ar que se centrarán en redes de educación a distancia para capacitación docente. El portal estuvo siempre rodeado de grandes anuncios. Conexión a Internet para las 30.000 primarias y las 7.400 secundarias del país; la creación de 200 centros de actualización en las provincias, capacitación para los 600.000 docentes en tres años. Casi nada de esto se concretó. En abril de 2002, en plena crisis, el Gobierno informó que ya se habían gastado 6 de los 11 millones de dólares que donó el empresario Martín Varsavsky cuando en 2000 Educ.ar se fundó como "la primera empresa de Internet del Estado destinada a la educación". "Se va a convertir en el sitio de Internet más importante de la Argentina. y además será un buen negocio para el Estado argentino", dijo Varsavsky en ese momento. Según datos oficiales hoy quedan 542.000 pesos, y la mayoría de las escuelas no tienen acceso a Internet.10 El gobierno del Presidente Kirchner, recientemente analizó la posibilidad de liquidar la empresa Educar.ar, el ambicioso proyecto educativo creado en el 2000, a partir de la donación del empresario Martín Varsavsky y conducido uno de los hijos del ex presidente Fernando de la Rúa. La posibilidad surgió a partir de un informe que detalló que todos los balances de la empresa, que se inició con una donación cercana a los 12 millones de dólares, están en rojo. Por otra parte, el Estado deberá afrontar un juicio por 90 mil pesos, en concepto de alquileres impagos de una propiedad ubicada el barrio de Belgrano, adonde funciona la empresa que actualmente cuenta con un plantel de 26 empleados.
Fidel Castro, en su visita al país el año 2003, decía “ Al señor de la UNESCO públicamente le ofrecimos en forma gratuita los programas para enseñar a leer y escribir por radio, por que conocemos también las técnicas de enseñar a leer y escribir por televisión; lo que ocurre es que un gran número de los analfabetos no tiene electricidad, no tiene televisión. En nuestro país, en las mil 300 y tantas escuelas del campo que no tenían electricidad, lo hemos resuelto mediante un modesto panel solar de 1,2 metros cuadrados y cuyo costo no supera los mil 123 dólares; de modo que por menos de 4 millones de dólares, piense bien, hemos llevado panel solar a todas esas escuelas, tanto para la televisión que gasta solo 60 watt y como para la computadora, que cuando hay un número mayor de niños no alcanzaría el kilowatt de un panel y tiene que poner dos. Y por eso digo, que por menos de 4 millones de dólares hemos llevado electricidad a todas las escuelas rurales del país, no electricidad para cocinar sino para la televisión y para la computadora.” Y finalmente, decía “Estoy convencido de que si un país pobre puede garantizar las cosas modestas pero honradas, dignas para cada uno de sus ciudadanos, ¿porque otro no podría hacerlo? 11



1 Incluimos a los organismos internacionales (CEPAL, UNESCO, PNUD, BID, Banco Mundial) dentro de los generadores de la política educativa Argentina ya que en otros tramos de esta investigación hemos llegado a la conclusión que la mayor parte de las iniciativas que se han generado en torno la aplicación de TIyC, la capacitación docente o su inclusión dentro de los estudios formales están relacionadas directa o indirectamente con propuestas de dichos organismos.

2PNUD: Informe sobre Desarrollo Humano 1999, Mundi Prensa, Madrid, 1999.

3 Cuando en el informe del PNUD se aborda el problema de los usos de Internet y sus consecuencias se presuponen efectos y previsible similares en todos los contextos en que aparece esta nueva tecnología.

4 Marta Mena “Educación a Distancia en Argentina y en América Latina”, documento de la AAED. (2000)

5 DECIBE, SUSANA: “Editorial” y “Informática y educación” en Zona educativa Nª 20, Ministerio de Educación, Buenos Aires, marzo de 1998.

6 En realidad el Ministerio de Educación inicia ese año una campaña que pretende aumentar el número de escuelas equipadas con laboratorios en ciencias e informática gracias con vistas a facilitar el acceso a Internet gracias al aporte de créditos del Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo.

7 DECIBE, SUSANA: Op. Cit pág. 15.

8 Que está siendo sostenido por el actual gobierno pese a que se ha quedado prácticamente sin financiación.

9 En Op. cit.

10 ( Diario Clarín 09 de octubre de 2003)

11 Extraído del discurso de Fidel Castro en la Facultad de Derecho de la UBA, Suplemento en Página 12 (2003)





Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©storis.absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal