Las variantes del relato maravilloso



Descargar 211,96 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión31.08.2018
Tamaño211,96 Kb.
  1   2   3   4   5


Las variantes del relato maravilloso

en los Miraculos romançados, atribuidos a Pero Marín

(segunda mitad del siglo xiii)


Amaia arizaleta

Universidad de Toulouse-Le Mirail



Preliminares

La obra conocida bajo el título de Miraculos romançados1, compuesta probablemente hacia 1285 en el monasterio de Santo Domingo de Silos bajo la dirección de Pero Marín, monje silense y procurador de la abadía2, está compuesta de 91 relatos en los que se narran los milagros póstumos del santo patrono de Silos3. Estos se pueden clasificar en tres grupos según su contenido y su función: milagros de cautivos (85 en total: 81 sobre cautivos de moros y 4 sobre cautivos de la justicia), milagros políticos (3 milagros: 1 sobre política castellana y 2 sobre política monástica) y milagros de curación (3)4. Se articulan estos relatos en torno a la intervención de Santo Domingo en pro de sus fieles. La naturaleza prodigiosa de su mediación es confirmada por el propio texto, en donde se consigna la admiración de los beneficiarios de la acción del santo e incluso se explicita la función de ésta como instrumento de la progresión narrativa:

& passaron por medio dela villa entrelos moros. & non les dixieron nada. & uinie siempre antelos grant claridat. & passaron por medio de un grant Rio. & nol sintieron fata quel ouieron passado. & marauillaron se mucho quando eran passados a terreno (6, p. 50)

& luego el domingo primero ala media noche o yazia enla carçel enel cepo & los fierros alos pies. sonnaua que bolaua. & quando veno la mannana. fallose çerca abetmar. & desperto. & dixo entressi marauillo me mucho que mio ssennor non me a llamado que uaya a labrar (11, p. 55)

dixol una boz yuannes domingo anda ue tu via. catosse en derredor. & non uio nada. & marauillos. que podria ser (19, p. 67)

La oraçion acabada. aparesçio antel una Puente. & metiosse por ella. & passo sin ningun miedo. & quando fue passado. cato en pos si. & non uiola Puente. & marauillosse mucho (38, p. 88)

començo de andar por un camino. & oyo grant estruendo delos bueyes que auia ante dia visto enel prado. & trayan los dos cristianos. & marauillosse mucho [...] otro dia al medio dia cuydo que estaua en tierra de cristianos. & fallos a media legua dalgezira. marauillos (45, p. 103)

Dixo Johan ssanchez. ay ssennor santo Domingo pido te merçet por la tu piadat. que muestres algun miraculo. por que creyan estos omnes lo que me mandeste dezir (13, p. 58)

Dixieron ellos ssennor. si uos sodes Santo Domingo. fazet miraculo sobre nos. entrat enla carçel. & quebrantat nos los fierros. & fazet nos la Carçel llana (18, p. 65).
La trama narrativa de los MR se fundamenta en la enumeración de hechos que podríamos asignar a la categoría de lo maravilloso cristiano5. Tal enumeración, de carácter repetitivo, marca insistentemente lo que llamaré ‘secuencia maravillosa’, es decir, aquellos fragmentos reservados en cada uno de los relatos a la exposición del milagro. Dichas secuencias maravillosas ocupan gran parte de la colección: cada uno de los milagros de los MR tiene en ellas su sustento temático y estructural, aunque, como veremos más tarde, la introducción al milagro, que llamaré «secuencia primera», parece en algunos casos concentrar la función comunicativa. El armazón de la secuencia maravillosa consta de los siguientes elementos comunes:


  1. indicación temporal (la noche, el alba, antes de maitines)6.

  2. claridad sobrenatural. 

  3. aparición de santo Domingo (en voz o en visión).

  4. diálogo entre el santo y el beneficiario del milagro (el primero ordena al segundo).

  5. primer paso hacia la resolución del obstáculo que ha motivado la intervención del santo. 

  6. obstáculo definitivamente salvado. 

  7. llegada a la abadía de Silos, entrega de reliquias y homenaje al santo.

Semejante repetición formal y de contenidos aparece en los MR, al igual que en tantos otros textos hagiográficos, como cauce de difusión pública de los milagros silenses y, por consiguiente, de representación eficaz del poder de la abadía, concebida por los monjes de Silos y propagada por los publicistas ideales de la virtud del santo, es decir, los propios beneficiarios o testigos de los milagros, hombres, mujeres o niños, clérigos y laicos, presentes todos ellos como personajes principales o secundarios en los relatos de la colección. La repetición narrativa se conjuga en los MR con la escritura notarial, concreta y verosímil, de las acciones sobrenaturales de santo Domingo, lo que sin duda contribuyó a afirmar la fe de los devotos. Tal reiteración de contenidos hubo de ser garantía de eficacia ideológica de los MR, al igual que la escritura de lo maravilloso debió de afianzar el arsenal argumentativo elaborado en el monasterio a lo largo del siglo xiii en vistas a previsibles enfrentamientos con abadías vecinas, como Arlanza o con la propia villa de Silos. Resumiendo pues, repetición y maravilla sirvieron probablemente para la función propagandística de la obra.


Estas brevísimas consideraciones acerca de la utilidad política de los MR dentro del marco histórico y social de Castilla la Vieja meridional a fines del siglo xiii, y más precisamente de las relaciones de poder entre los grandes centros monásticos y las villas de la zona7, habrán de ser el transfondo del análisis que intentaré llevar a cabo en las páginas que siguen, puesto que mi objetivo será el de intentar entrever cómo pudo realizarse la escritura concreta del texto para, aun mínimamente, consolidar nuestro conocimiento de la función que los promotores de la colección atribuyeron a los MR en el contexto de los años finales del siglo xiii8. En este sentido querría examinar, no ya la repetición que caracteriza la obra (pese a haber afirmado y a mantener su importancia), sino aquello que aparece, dentro de la coherencia global del texto silense, como una singularidad: la variación. Variación que afecta al tratamiento de la secuencia maravillosa: los parámetros básicos de construcción narrativa (o siete etapas tópicas enumeradas arriba) presentan modificaciones en diversos relatos. Estas variantes afectan tanto a la representación del agente de la maravilla, Santo Domingo (etapas 3 y 6), como a la macroestructura de la secuencia, al transformarla en cierto modo. Ambos aspectos serán comentados a continuación. Entiendo, en fin, que no resultará del todo infundado el preguntarnos si la variación narrativa tuvo o no un significado en el momento de la escritura de los MR, y si las variantes del relato maravilloso son indicios verosímiles del modo de composición de la obra.




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©storis.absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal