Sección 19: Fármacos en inmunología



Descargar 174,78 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión29.03.2019
Tamaño174,78 Kb.
  1   2   3


Sección 19: Productos en inmunología





Sección 19: Productos en inmunología 70

19.1 Agentes de diagnóstico 71

19.2 Sueros e inmunoglobulinas 72

19.2.1 Inmunoglobulina anti-D (humana) 72

19.2.2 Inmunoglobulina antitetánica (humana) 73

19.2.3 Antitoxina diftérica 74

19.2.4 Inmunoglobulina contra la rabia (humana) 75

19.2.5 Sueros antivenenos 75

19.3 Vacunas 76

19.3.1 Vacunas para inmunización universal 78

19.3.2 Vacunas para grupos específicos de personas 88



Inmunidad activa

La inmunidad activa se puede inducir con la administración de microorganismos o sus productos que actúan como antígenos para estimular la producción de anticuerpos y conferir una respuesta inmune protectora en el huésped. La vacunación puede consistir en: (a) una forma con virus o bacterias vivas atenuadas, (b) preparados inactivados de los virus o bacterias, o (c) extractos de exotoxinas o toxinas detoxificadas. Las vacunas vivas atenuadas suelen conferir inmunidad de larga duración con una sola dosis. Las vacunas inactivadas pueden requerir primero una serie de inyecciones para producir una respuesta de anticuerpos adecuada y en muchos casos, se necesitan dosis de refuerzo. La duración de la inmunidad varía desde meses a muchos años. Los extractos de exotoxinas o exotoxonas detoxificadas requieren una serie de inyecciones principales seguidas por dosis de refuerzo.


Inmunidad pasiva

La inmunidad pasiva se confiere con la inyección de preparados procedentes del plasma de individuos inmunes con niveles adecuados de anticuerpos a la enfermedad para la que se busca protección. Para que sea eficaz, el tratamiento se debe administrar pronto después de la exposición. Esta inmunidad dura sólo pocas semanas, pero la inmunización pasiva se puede repetir cuando sea necesario.




    1. Agentes de diagnóstico

La prueba de la tuberculina tiene un valor diagnóstico limitado. Una prueba de tuberculina positiva indica exposición previa a antígenos de micobacterias por la infección con un bacilo tuberculoso, o por la vacuna BCG. La prueba de la tuberculina no distingue entre tuberculosis y otra infección micobacteriana, entre enfermedad activa o latente, o entre infección adquirida y seronconversión inducida por vacuna BCG.


Derivado proteico purificado de la tuberculina (PPD tuberculina)

Todas las tuberculinas deben ajustarse a los requisitos de la OMS para las tuberculinas (Revisión de 1985). Comité de Expertos de la OMS en Estandarización Biológica, 36º informe. Serie de Informes Técnicos de la OMS, Nº 745, 1987, anexo 1.



Inyección, derivado proteico purificado de la tuberculina 100 unidades/ml, 10 unidades/ml

Indicaciones: prueba de hipersensibilidad a la tuberculoproteína

Contraindicaciones: no se debe utilizar durante las 3 primeras semanas de recibir una vacuna con virus vivos

Precauciones: edad avanzada; malnutrición; infecciones bacterianas o víricas (se incluyen el sida y la tuberculosis grave), enfermedad maligna, tratamiento con corticoides o inmunosupresoressensibilidad disminuida a la tuberculina; hay que evitar el contacto con heridas abiertas, piel enferma o erosionada, ojos o boca

Posología:

NOTA. Las recomendaciones nacionales pueden variar

Prueba de hipersensibilidad a la tuberculoproteína, por inyección intradérmica, ADULTOS y NIÑOS 5 o 10 unidades (se puede utilizar 1 unidad en pacientes hipersensibles o si se sospecha tuberculosis)

ADMINISTRACIÓN. Según las recomendaciones del fabricante



Efectos adversos: a veces náusea, cefalea, malestar, erupción; reacciones locales inmediatas (más frecuente en pacientes atópicos); raramente, reacciones locales vesiculares o ulcerosas, adenopatía regional y fiebre


    1. Sueros e inmunoglobulinas

Los anticuerpos de origen humano se denominan habitualmente inmunoglobulinas. El material procedente de animales se denomina antisuero. Dado el riesgo de enfermedad del suero u otro tipo de reacciones alérgicas asociado a la inyección de antisuero, donde ha sido posible la administración de inmunoglobulinas ha sustituido a esta terapia.

Todas las inmunoglobulinas y antisueros deben ajustarse a los requisitos de la OMS para los productos sanguíneos y del plasma.
CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES. La anafilaxia, aunque es rara, puede ocurrir, y durante la inmunización, se debe disponer de epinefrina (adrenalina) de manera inmediata.

Las inmunoglobulinas pueden interferir con la respuesta inmune a las vacunas con virus vivos, que se deben administrar habitualmente por lo menos 3 semanas antes o bien 3 semanas después como mínimo después de la administración de la inmunoglobulina.


REACCIONES ADVERSAS. Inyección intramuscular. Pueden producir reacciones locales como dolor y sensibilidad en el punto de inyección. También pueden provocar reacciones de hipersensibilidad y, raramente, anafilaxia.

Inyección intravenosa. Pueden asociarse a reacciones sistémicas como fiebre, escalofríos, enrojecimiento facial, cefalea y náusea, sobre todo tras infusión a alta velocidad. Pueden provocar reacciones de hipersensibilidad y, raramente, anafilaxia.

      1. Inmunoglobulina anti-D (humana)


La inmunoglobulina anti-D se prepara a partir del plasma con un título elevado de anticuerpo anti-D. Está disponible para prevenir que una madre rhesus-negativo forme anticuerpos contra células fetales rhesus-positivo que pueden pasar a la circulación materna. El objetivo es proteger a cualquier niño posterior del riesgo de la enfermedad hemolítica del recién nacido. Se debe administrar después de cualquier episodio potencialmente sensibilizante (por ejemplo, aborto provocado o espontáneo, nacimiento de un niño muerto) inmediatamente o durante las 72 del episodio pero incluso si ha transcurrido un período más largo puede todavía ofrecer protección y debe administrarse. La dosis de inmunoglobulina anti-D administrada depende del nivel de exposición a la sangre rhesus-positivo. La inyección de inmunoglobulina anti-D no es eficaz cuando la madre ha generado anticuerpos anti-D. También se administra después de sangre Rh0 (D) incompatible.
Inmunoglobulina anti-D (humana)

Las fracciones del plasma deben ajustarse a los requisitos de la OMS para la obtención, elaboración y control de calidad de la sangre, componentes sanguíneos y derivados del plasma (Revisión de 1992). Serie de Informes Técnicos de la OMS, Nº 840, 1994, Anexo 2



Inyección, inmunoglobulina anti-D vial 250 microgramos

Indicaciones: prevención de la formación de anticuerpos a células sanguíneas rhesus-positivo en pacientes rhesus-negativo (véanse las notas anteriores)

Contraindicaciones: véanse las notas introductorias; hipersensibilidad conocida

Precauciones: véanse las notas introductorias; precaución en pacientes rhesus-positivo para el tratamiento de enfermedades hematológicas; precaución en pacientes rhesus-negativo con anticuerpos anti-D en su suero; interacciones: Apéndice 1

VACUNA CONTRA LA RUBÉOLA. La vacuna contra la rubéola se puede administrar en el período postparto al mismo tiempo que la inyección de inmunoglobulina anti-D, pero sólo si se utilizan jeringas distintas y separadas en las zonas contralaterales. En caso de transfusión de sangre, se puede inhibir la respuesta de anticuerpos y hay que realizar una prueba de anticuerpos después de 8 semanas y revacunar a la persona si es necesario



Posología:

NOTA. Las recomendaciones nacionales pueden variar

Después del nacimiento de un lactante rhesus-positivo en una madre rhesus-negativo, por inyección intramuscular, ADULTOS 250 microgramos inmediatamente o en las primeras 72 horas (véanse también las notas anteriores)

Después de cualquier episodio potencialmente sensibilizante (por ejemplo amniocentesis, nacimiento de un niño muerto), por inyección intramuscular, ADULTOS hasta la 20 semana de gestación, 250 microgramos por episodio (después de 20 semanas, 500 microgramos) inmediatamente o en las primeras 72 horas (véanse también las notas anteriores)

Después de una tranfusión con sangre Rh0(D) incompatible, por inyección intramuscular, ADULTOS 10-20 microgramos por ml de sangre rhesus-positivo transfundida

Efectos adversos: véanse las notas anteriores

      1. Inmunoglobulina antitetánica (humana)


La inmunoglobulina antitetánica de origen humano es un preparado que contiene inmunoglobulinas derivadas del plasma de adultos inmunizados con toxoide tetánico. Se administra para el tratamiento de heridas tetanígenas, además del lavado de la herida y, si es preciso, de profilaxis antibacteriana y vacuna antitetánica (véase la sección 19.3.1.2)
Inmunoglobulina antitetánica (humana)

Las fracciones del plasma deben ajustarse a los requisitos de la OMS para la obtención, elaboración y control de calidad de la sangre, componentes sanguíneos y derivados del plasma (Revisión de 1992). Serie de Informes Técnicos de la OMS, Nº 840, 1994, Anexo 2



Inyección, inmunoglobulina antitetánica 500 unidades/vial

Indicaciones: inmunización pasiva contra el tétanos como parte del tratamiento de las heridas tetanígenas

Contraindicaciones: véanse las notas introductorias

Precauciones: véanse las notas introductorias

VACUNA ANTITETÁNICA. Si la pauta requiere que se administre al mismo tiempo la vacuna antitetánica y la inmunoglobulina antitetánica, se deben administrar en jeringas distintas y en sitios diferentes



Posología:

NOTA. Las recomendaciones nacionales pueden variar

Tratamiento de heridas tetanígenas, por inyección intramuscular, ADULTOS y NIÑOS 250 unidades, que se aumentan a 500 unidades si la herida tiene más de 12 horas o hay riesgo de gran contaminación o si el paciente pesa más de 90 kg; segunda dosis de 250 unidades administradas después de 3-4 semanas si el paciente está inmunodeprimido o si la inmunización activa con la vacuna antitetánica está contraindicada (véase también la sección 19.3.1.2)

Efectos adversos: véanse las notas anteriores

      1. Antitoxina diftérica


La antitoxina diftérica se prepara a partir del plasma o suero de caballos sanos inmunizados contra la toxina o el toxoide diftérico. Se utiliza para la inmunización pasiva en casos sospechosos de difteria sin esperar la confirmación bacteriológica de la infección. Inicialmente, se administra una dosis de prueba para descartar hipersensibilidad. La antitoxina diftérica no se utiliza en la profilaxis de la difteria a causa del riesgo de hipersensibilidad.
Antitoxina diftérica

Inyección, antitoxina diftérica 10.000 unidades, 20.000 unidades/vial

Indicaciones: inmunización pasiva en casos sospechosos de difteria

Precauciones: dosis de prueba inicial para excluir hipersensibilidad; tras la dosis completa se requiere observación (se debe disponer de epinefrina (adrenalina) y equipo de reanimación)

Posología:

NOTA. Las recomendaciones nacionales pueden variar

Inmunización pasiva en caso de sospecha de difteria (véase Precauciones), por inyección intramuscular, ADULTOS y NIÑOS 10.000-30.000 unidades en casos leves o moderados; 40.000-100.000 unidades en casos graves (para dosis de más de 40.000 unidades, una parte se administra por inyección intramuscular seguida por la mayor parte de la dosis por vía intravenosa después de un intervalo de 0,5-2 horas)

Efectos adversos: anafilaxia con urticaria, hipotensión, disnea y shock; enfermedad del suero hasta 12 días después de la inyección

      1. Inmunoglobulina contra la rabia (humana)


La inmunoglobulina contra la rabia es un preparado que contiene inmunoglobulinas derivadas del plasma de adultos inmunizados con vacuna contra la rabia. Se utiliza como parte del tratamiento de la posible rabia tras la exposición de un individuo no inmunizado a un animal de un país de alto riesgo. Se debe administrar lo más pronto posible tras la exposición sin esperar la confirmación de que el animal tenga la rabia. Hay que lavar la zona de la mordedura con agua y jabón, e infiltrar la inmunoglobulina contra la rabia alrededor de la zona de la mordedura y también por vía intramuscular. Además, se debe administrar la vacuna contra la rabia (véase la sección 19.3.2.4) en una zona diferente.
Inmunoglobulina contra la rabia (humana)

Las fracciones del plasma deben ajustarse a los requisitos de la OMS para la obtención, elaboración y control de calidad de la sangre, componentes sanguíneos y derivados del plasma (Revisión de 1992). Serie de Informes Técnicos de la OMS, Nº 840, 1994, Anexo 2



Inyección, inmunoglobulina contra la rabia 150 unidades/ml, vial 2 ml, vial 10 ml

Indicaciones: inmunización pasiva, tanto postexposición, como en una exposición sospechosa a la rabia en países de alto riesgo en individuos no inmunizados (junto con la vacuna contra la rabia)

Contraindicaciones: véanse las notas introductorias; evite repetir las dosis después del inicio del tratamiento con la vacuna; administración intravenosa

Precauciones: véanse las notas introductorias

VACUNA CONTRA LA RABIA. Si la pauta requiere que la vacuna y la inmunoglobulina se administren al mismo tiempo, se deben administrar en jeringas distintas y en zonas diferentes



Posología:

NOTA. Las recomendaciones nacionales pueden variar

Inmunización contra la rabia: tratamiento postexposición (o exposición sospechosa), por inyección intramuscular e infiltración de la herida, ADULTOS y NIÑOS 20 unidades/kg (la mitad por inyección intramuscular y la otra mitad por infiltración de la herida)

Efectos adversos: véanse las notas introductorias

      1. Sueros antivenenos


El envenenamiento agudo por serpientes o arañas es frecuente en muchas partes del mundo. La mordedura o picadura puede causar efectos locales y sistémicos.

Los efectos locales incluyen dolor, hinchazón, hematoma y adenopatías regionales dolorosas. Hay que limpiar las heridas y el dolor se puede aliviar con analgésicos.

Si después de una mordedura de serpiente se absorben grandes cantidades de toxina, se pueden presentar síntomas anafilactoides precoces como hipotensión transitoria, angioedema, cólico abdominal, diarrea y vómitos, seguidos por hipotensión persistente o recurrente y anomalías del ECG. Puede aparecer hemorragia sistémica espontánea, coagulopatía, síndrome de distrés respiratorio del adulto e insuficiencia renal aguda. Los síntomas anafilactoides precoces se pueden tratar con epinefrina (adrenalina). Los sueros antiveneno de serpiente constituyen el único tratamiento específico disponible, pero pueden producir reacciones adversas graves. Generalmente, sólo se utilizan si hay una clara indicación de afectación sistémica o afectación local grave o, si las provisiones no son limitadas, en pacientes de alto riesgo de afectación sistémica o local grave.

Las picaduras de araña pueden producir síndromes necróticos o neurotóxicos según las especies implicadas. Se requiere tratamiento de soporte y sintomático, y en el caso de síndrome necrótico, puede ser necesaria la reparación quirúrgica. Los sueros antiveneno de araña, adecuados para las especies implicadas, pueden prevenir los síntomas si se administran lo antes posible después del envenenamiento.


Sueros antivenenos

Inyección, suero antiveneno de serpiente y suero antiveneno de araña

NOTA. Existen muchos sueros antiveneno, cada uno contiene globulinas que neutralizan un veneno específico. Es importante que se administre el suero antiveneno específico adecuado para las especies causantes del envenenamiento



Indicaciones: tratamiento de mordeduras de serpiente y picaduras de araña

Precauciones: los medios de reanimación deben estar disponibles de manera inmediata

Posología:

Depende del antiveneno específico utilizado; consulte los documentos del fabricante



Efectos adversos: enfermedad del suero; anafilaxia con hipotensión, disnea, urticaria y shock





    1. Compartir con tus amigos:
  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©storis.absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal