Un Tesoro para las nuevas generaciones. Vida y obra de Juan López Moctezuma



Descargar 8,7 Kb.
Fecha de conversión26.10.2018
Tamaño8,7 Kb.

Un Tesoro para las nuevas generaciones. Vida y obra de Juan López Moctezuma

Por: Luis Fernando Reyes Ramírez


Hay historias que están destinadas a permanecer en la oscuridad por más grandiosas que hayan sido y que se convierten en mitos que alimentan nuestra imaginación, pero llega el momento en que debemos ver más allá de este velo para descubrir parte de nuestra historia como sociedad; tal es el caso de la protagonizada por Juan López Moctezuma, quien con su trabajo influenció la manera de hacer y percibir el cine a nivel mundial, además de estar relacionado con personajes de la talla de Alejandro Jodorowsky y Emilio Azcárraga, pero que sigue prácticamente en el anonimato en México.

Juan López Moctezuma nació en la Ciudad de México en 1929 y murió el miércoles 2 de agosto de 1995 en la misma ciudad, desde pequeño se destacó como un personaje polifacético y con el paso de los años incursionó en diversos campos de la cultura mexicana como la música, la actuación y la locución, además de destacarse como director, guionista y productor de cine, pero sobre todo fue un soñador que nunca temió mostrar su particular visión del mundo, creando así joyas imperecederas del Séptimo Arte.



Mi historia con Juan López Moctezuma inicio en el año 2004 cuando leí un reportaje llamado “El tesoro de Moctezuma” de Mauricio Matamoros en la edición de Cine Macabro de la revista Generación que estaba acompañado por una gran fotografía de Tina Romero en su papel de “Alucarda, la Hija de las Tinieblas” y desde ese momento no pude dejar de pensar en ninguno de los dos, aunque debo confesar que en un principio esa fascinación estaba guiada por el morbo, el morbo por la perversa belleza de Romero y el morbo de ver una película de alguien que había acabado en una institución de salud mental a causa de una profunda depresión y que fue rescatado por dos de sus más jóvenes admiradores, Manuel Santillán Dúran y Eduardo Mondragón Casares, en un acto propio de alguna novela negra. Y es que para Manuel y Eduardo no se trataba de un desconocido director de cine sino de un amigo que les había hablado por medio de sus películas, el amor y el respeto que le profesan es igual o más grande que su fascinación por su obra, por lo que no todo paró en aquel maravilloso rescate, se dedicaron a cuidar de Juan López Moctezuma y poco a poco lo trajeron de vuelta de aquel sitio obscuro en el que se encontraba mediante un tratamiento único: le mostraron sus películas para recordarle quien era, cosa que funcionó completamente y por la que el cineasta les estuvo agradecido hasta el fin de sus días, que llegó el 2 de agosto de 1995. Además de su amistad, agradecimiento y de los recuerdos, Juan López Moctezuma les legó a sus “ángeles de negro” parte de su gran parte de su obra, entre las que se destacan “Mary, Mary, Bloody Mary”, “Matar a un extraño” y “La mansión de la locura”, gracias a Manuel y a Eduardo, esta última fue lanzada años más tarde en DVD por Mondo Macabro, pero sin duda, más que estas posesiones el verdadero tesoro para ellos es vinculo espiritual que tienen con Juan López Moctezuma. Esta historia fue llevada de manera independiente al celuloide por Ulises Guzmán bajo el título de “Alucardos. Retrato de un Vampiro”, cerrando así este ciclo pero no la historia de vida de este gran personaje, aunque se puede considerar como un primer paso para conocerlo y revalóralo, porque además de su obra fílmica fue un impulsor de la cultura en México durante sus años como locutor de Radio Universidad y director de Televisa Europa, también fue un amante del jazz, amigo de Emilio Azcárraga, actor amateur, productor de algunas de las películas mejor logradas de Alejandro Jodorowsky, director de teatro e influencia directa de Guillermo del Toro, pero sobretodo, Juan López Moctezuma fue un innovador en el cine mexicano que sin duda tuvo sus altas y sus bajas pero que es considerado como un director de culto a nivel mundial, sobre todo por su alucinante “Alucarda, la hija de las Tinieblas”, que fuera lanzada en 1978 y en la que transgrede todos los límites de la época sin perder fuerza en la historia, no se trata de una película de vampiros aunque su nombre nos remite a ello, es una película sobre la fuerza de mística de la sangre y del enaltecimiento de la mujer ante la moral del bien y el mal, este último es un tema recurrente en su filmografía y no duda en mostrarlo mediante escenas lésbicas o en casos en los que una mujer aparentemente inocente domina al hombre en lo físico, mental y espiritual para después liberarlo con su amor o con la muerte, como pasa en “Mary, Mary, Bloody Mary” y en “La mansión de la locura”.

En resumen, Juan López Moctezuma no puede seguir siendo un mito que se susurra en pequeños círculos porque Juan López Moctezuma aún tiene mucho que decir y mucho que enseñar a los directores noveles y a las personas que disfrutan de los placeres del cine, pero sobretodo tiene mucho que decir sobre un hombre que lo dio todo por hacer lo que le gustaba sin importar perder hasta la cordura en el camino, Juan López Moctezuma es un ejemplo de vida de esos que nos hacen tanta falta hoy en día.

Filmografía

Como Director:

-La Mansión de la Locura / The Mansion of Madness (1973)

-Mary, Mary, Bloody Mary (1975)

-Alucarda, La Hija de las Tinieblas / Sisters of Satan (1977)

-Matar a un Desconocido / To Kill a Stranger (1987)

-El alimento del miedo (1994)



Como Productor:

-Fando y Lis - Alejandro Jodorowsky (1968)



-El Topo - Alejandro Jodorowsky (1970)

Tributo:

Alucardos, el retrato de un vampiro – Ulises Guzmán (2010)

Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©storis.absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal